Automatismos

Automatismos que simplifican la vida en el hogar o negocio

Automatismos que simplifican la vida en el hogar o negocio

El empleo de automatismos hace que resulte mucho más sencilla la vida dentro del hogar e incrementa la seguridad. Sobre todo con las puertas automáticas de los garajes, aunque también con la mecanización de otras dependencias.

Hay que tener en cuenta que se trata de una tecnología de la máxima precisión. Capaz de adaptarse a todo tipo de casas y recintos, independiente de cuáles sean sus dimensiones.

Se trata de un dispositivo que cuenta con un importante valor añadido:

Que el buen funcionamiento de este tipo de sistemas mecanizados pase prácticamente desapercibio porque apenas llama la atención.

Y es que el proceso de instalación resulta bastante sencillo. Además, cuando empieza a funcionar, apenas hace ruido. Los vecinos, ni se suelen enterar.

Parece evidente que, de puertas para adentro, la domótica constituye una eficaz aliada.

Puertas automáticas y seguras

La simplificación en el seno del hogar resulta máxima porque las puertas y los toldos con motor funcionan con una precisión y una fiabilidad asombrosas.

La tecnología ha avanzado tanto en este campo que los toldos cuentan con autonomía suficiente como para recogerse de motu proprio los días de frío y viento. Y con capacidad para extenderse en los momentos en los que sale el sol.

Se trata de unos mecanismos que resultan muy agradecidos.  Con los que es posible encontrar una rápida y eficaz solución ante cualquier tipo de coyuntura.

Este tipo de equipamiento también contribuye a la preservación del medio ambiente porque ayuda a reducir el gasto energético. Hablamos de un mecanismo que proporciona un especial buen resultado con las persianas.

De hecho, este tipo de motores es compatible con puertas ya veteranas, que en el momento de su gestación nadie hubiera pensado que estaban predestinadas a ser gobernadas por un motor y un mando a distancia. Pasado el tiempo, reulta que es posible.

Persianas y cortinas con capacidad de crear ambientes

La verdad es que los automatismos tienen tendencia a sentar muy bien dentro del hogar. Es lo que ocurre con las persianas y con las cortinas, con las que podemos ir creando el ambiente que en cada caso convenga.

No obstante, sigue siendo el garaje la dependencia de la casa en la que se saca un mayor partido a la mecanización del hogar, ya que para trasparar la verja de entrada no es necesario que el conductor descienda de su vehículo.

Se ha avazado tanto en este campo, que ya ni siquiera es necesario recurrir al habitual mando a distancia, porque hoy la operación de apertura y cierre es posible realizarla con nuestro smartphone.

De hecho, hasta tenemos la opción de que las puertas se puedan gobernar a través de Internet.

Las posiblidades que brindan los automatismos son muy amplias. Hasta permiten la instalación de un aparato con capacidad para pogramar de forma automática que la puerta del porche quede completamente cerrada a determinada hora.

De esta forma nos evitaremos la molestia de tener dar un repaso al final de día a todo el sistema de seguridad de nuestra vivienda.

Puertas automáticas abatibles

Las puertas automáticas abatibles son las que se suelen recomendar en aquellos ambientes en los que hay un clima benigno, suave, en el que el mecanismo se somete a una importante actividad.

Son las que se suelen colocar en las comunidades de vecinos por tratarse de un mecasnismo de cierre y apertura prácticamente insonoro.

Es posible encontrarlas con distintos y variados diseños, y construidas con el tipo de material que mejor se adapte a las necesidades del cliente.

Otras puertas con gran potencial son las basculantes, que resultan fácilmente identificables porque al abrirse se pliegan sobre sí mismas. Se fabrican con distintos materiales, desde madera a aluminio. Y es posible encontrarlas con hasta con aislamiento térmico y acústico. Podría decirse que todos los extras imaginables son posibles.

Puertas correderas

Las puertas correderas están especilamente indicadas para aquellos lugares en los que el espacio de entrada es limitado o resulta necesario dejar un hueco de paso mayor que el que suele ser habitual. Podría ser el caso, por ejemplo, de un concesionario de automóviles.

Dan mucho juego porque pueden ser de apertura lateral o central. Además, brindan la posibilidad de que las diseñen al gusto y según las necesidades de los usuarios. Podrán definir las medidas, los colores y los acabados. Con este tipo de puertas son viables distintos tipos de curvaturas y radios.

De todas formas, lo más importante es que garantiza la máxima seguridad.

Por último tenemos que hablar de las puertas seccionales de garaje, que cuentan con la máxima resistencia a las inclemencias meteorológicas, detalle que hace que con ellas la relación calidad precio resulte muy interesante, ya que se trata de un producto con capacidad para funcionar durante muchos años.

En este tipo de puertas automáticas se permiten acristalamientos transparentes o translúcidos.